Interesante

Xiaomi Redmi Note 5, análisis: un nuevo jugador llega a la gama media

Xiaomi continúa con el desembarco de modelos en Europa, en este caso con el Redmi Note 5, que llega hoy de manera oficial a España. Un dispositivo que a primera vista cuenta con todo lo necesario para, al menos, llamar la atención de aquel que busca un teléfono que ofrezca mucho por poco –la seña de la casa–: gran pantalla, reducidos marcos y doble cámara.

La realidad a la que se enfrentan los fabricantes de teléfonos de gama media en el mercado actual es que hay uno que está comenzando a comerles la tostada con especial voracidad. Xiaomi se sitúa ya en el tercer puesto de fabricantes por número de ventas en España, creciendo de manera ingente en el último año adelantando por la derecha a Apple (que si bien hace más dinero con las ventas, ve reducida su cuota de mercado en el último informe realizado por la firma de análisis Canalys).

No es necesario volver a darle muchas vueltas al excelente trabajo que está realizando la marca lejos del terreno asiático, pero lo que está claro es que la apuesta es en firme y otros fabricantes como Huawei o Samsung, todavía distanciados, deberían comenzar a mirar por el retrovisor como medida preventiva. Dicho esto, hablemos de lo que de verdad importa hoy, que es este Redmi Note 5 y el hueco que viene a ocupar de unos consumidores a los que se les complica por momentos la papeleta a rellenar a la hora de elegir un nuevo smartphone.

El Xiaomi Redmi Note 5 es un primo hermano del Redmi 5 Plus y, como tal, no guarda demasiadas diferencias con dicho dispositivo, que ya analizamos hace unas semanas. No obstante, cuenta con algunos distintivos propios que merece la pena comentar más allá del buen la redonda experiencia que supone utilizarlo.

Lo de siempre: no hay muchas opciones similares a este precio

Enfocado como está al segmento medio del mercado, el Xiaomi Redmi Note 5 no hace alarde de unas especificaciones como para lanzar las campanas al vuelo, pero se limita a cumplir de manera sobrada lo que promete. Contamos con una gran pantalla de 6 pulgadas para los amantes de las grandes dimensiones que enmarcada en simétricos bordes, con la ausencia del notch que alguno incluso agradecerá. Esto permite crear una sensación de armonía similar a la del Galaxy S9+, dando un aspecto ciertamente estilizado al dispositivo.

Nada de grandes alardes en la construcción del mismo, con un chasis de aluminio que lo distancia cualitativamente de otros que ya empiezan a hacer gala de traseras de cristal como símbolo distintivo. No sorprende tampoco, desgraciadamente, en el puerto de carga, que sigue siendo micro USB en lugar de sumarse a un USB de tipo de C que comienza a ser exigible incluso en los casos de los terminales con un precio más reducido. Lo veremos desaparecer en los próximos meses, seguro, pero no por ello resulta menos incómodo encontrárselo.

La primera diferencia importante respecto al Redmi 5 Plus la encontramos bajo todo esto, donde se encuentra un Snapdragon 636 que ayuda a mejorar algo el rendimiento y que, junto a sus 4 o 6 GB de RAM (según el modelo) permitirán disfrutar de una experiencia fluida sin llegar a lo sobresaliente, que basta para realizar las tareas diarias sin problema alguno y que incluso permitirá hacer uso de juegos como el popular PUBG sin constantes interrupciones.

La rutina con el Xiaomi Redmi Note 5

Lo más importante de un teléfono es la experiencia que ofrece durante el día a día de uso, un punto donde ya hemos visto sobresalir a Xiaomi y, aunque este no es el Mi MIX 2S, también aprueba con holgura. Esto nos lleva a otro de los puntos diferenciales respecto al mencionado compañero de filas: la cámara. El Redmi Note 5 sí incorpora la ya extendida cámara de doble lente para realizar fotografías en modo retrato que, si bien es cierto que no son comparables a los topes de gama del momento, no son para nada despreciables. Modo retrato que encontramos aquí también en la cámara frontal, la cual incluye un flash dedicado para paliar la ausencia de luz en entornos poco iluminados.

En general, el desempeño de la cámara es mejorable, echando de menos características como el zoom de doble aumento, ya que contamos con dos lentes. La reproducción de colores podría ser más fiel y el nivel de detalle tiene un trecho amplio de mejora, pero aún así los resultados con unas buenas condiciones de luminosidad no disgustarán al público al que va dirigido este terminal.

En el día a día hay otros elementos que considero necesario destacar: el software y la batería. En cuanto a lo primero, y como ya he podido comprobar con otros terminales de la marca, MIUI cobra especial protagonismo en el buen sentido de la palabra, cosa que no es posible decir de otros fabricantes. En concreto, en este terminal encontramos también la interfaz –impropia en teléfonos de esta categoría– por gestos propietaria que veíamos también en el Mi MIX 2S lo cual hace que sea mucho más intuitivo utilizar el terminal y, al mismo tiempo, ganar espacio en la pantalla al no ser necesaria la botonera virtual. Por otra parte, la batería de 4.000 mAh ofrece un desempeño realmente bueno y no absolutamente nadad que reprocharle.

Conclusión

El Redmi Note 5 es un teléfono bueno en líneas generales y que no sorprende en ningún punto en concreto, pero al que tampoco se le puede exigir más por el precio que tiene. Xiaomi cumple una vez más con la promesa de un buen desempeño por el precio más contendido, por lo que el descontento no tiene cabida al hablar de un terminal como este.

Si uno quiere alternativas mejores, el mercado de gama media dispone a manos llenas de opciones diferentes, con distintas especificaciones y diseños, tanto de este como de otros fabricantes. Este teléfono no es sino otra muestra del interés de Xiaomi por ofrecer un abanico muy amplio de opciones para que cada cual elija la que más convenga en cada caso, donde los factores que inclinan la balanza del cliente en favor de unos u otros terminales de la casa son al final nimios.


Pros

  • Diseño atractivo
  • Navegación por gestos
  • Batería notable

Contras

  • Falta de USB C
  • Cámara ciertamente mejorable


Source: Hipertextual

Deja un comentario