Última Hora

Venta indiscriminada de pescado amenaza la salud de pobladores en Bayamo

Las reiteradas denuncias de activistas alertando sobre la venta indiscriminada de pescado contaminado a la población de Bayamo han sido ignoradas por las autoridades cubanas. La pesca inescrupulosa en el río inundado de aguas negras lucra a un grupo de personas que poco le interesa el bienestar colectivo.

Así lo denunció Yunior Berges a Martí Noticias, quien precisó que peces como las clarias y tilapias extraidas del Río El Salado están siendo vendidas a costa de la salud de la gente, sin que las autoridades hagan algo para detener a los responsables.

“El gobierno no hace nada por frenar las cosas, ni informa a la población que no se debe consumir el pescado extraído de ese río. Es silencio total con eso”, dijo Berges.

LEA TAMBIÉN: Momentos de terror viven estos pescadores cuando un bote les cae encima en medio del agua (+Video)

Respuesta

Según explicó, tras insistir en sus denuncias, preocupado por el peligro de que la población contraiga enfermedades tras ingerir los alimentos contaminados por el cauce de aguas residuales, una funcionaria le respondió:

“El problema no está en quién lo vende, el que lo vende lo puede vender si le da la gana, imagínate tú, cada cual sobrevive a su manera. El problema es para qué lo compran si saben de dónde procede”, fue el argumento de la mujer para justificar la inacción gubernamental.

Crecida del río

Al describir a las personas dedicadas a la venta de pescado insalubre, el activista indicó que tras el reciente desbordamiento de las aguas producto de las lluvias, hay quienes aprovechan la afluencia de peces para sacarle provecho económico.

“Son personas normales de la calle que lo que están buscando es tener dos o tres pesos en el bolsillo a costa de la salud de las demás personas”.

La preocupación de Berges radica en que toda la ciudad vierte sus aguas negras hacia ese río, incluyendo el hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes.

Redacción Cubanos Por El Mundo


Source: Cubanos por el mundo

Deja un comentario