Última Hora

Turista canadiense retenido en Cuba por condena que ya le habían anulado

En una cárcel cubana pasa sus días un hombre oriundo de Quebec, luego de recibir una sentencia de cuatro años de prisión por haberse visto involucrado en un accidente en bote que acabó con la vida de otro turista. Según denunció el pasado miércoles su esposa, la condena había sido anulada, sin embargo no ha logrado salir de Cuba, informa The Globe and Mail.

De acuerdo al testimonio de Kahina Bensaadi, su esposo, Toufik Benhamiche, ya no está acusado de ningún crimen, pero no se le permitió salir del país porque el caso aún está bajo investigación.

“Ya no es condenado, ya no lo acusan, ya no es nada, pero no quieren dejarlo ir”, dijo en una entrevista telefónica.

El hombre de 47 años dirigía un pequeño bote durante una excursión turística en julio de 2017 en Cayo Coco, cuando se salió de control y afectó fatalmente a una mujer de Ontario, por lo que fue encontrado por un tribunal cubano como culpable de negligencia criminal. Fue sentenciado a pagar cuatro años de prisión.

DE SU INTERÉS: Canadá advierte a sus ciudadanos sobre los peligros de viajar a Cuba

Sin embargo, en junio de este año, el máximo tribunal halló fallas en el manejo del caso por el tribunal inferior y revocó todas sus decisiones, incluida la condena, dijo Bensaadi. Ella dijo que la decisión del juez reconoció los argumentos en la defensa de Benhamiche y que sugirió presentar cargos contra los responsables del alquiler del bote.

“(La decisión) estableció claramente la responsabilidad de otras personas en la violación de todas las normas y procedimientos, y explicó que la violación de todas estas normas de conducta probablemente condujo al accidente”, dijo.

Ella dice que aunque la familia estaba al principio encantada con las noticias, la euforia se convirtió en desesperación cuando se dieron cuenta de que la decisión del juez significa que el caso había sido devuelto al fiscal y debe ser reinvestigado, un proceso que ella cree que podría llevar años.

Ahora, Bensaadi hace un llamamiento a los funcionarios de inmigración canadienses para que permitan que su esposo regrese a su país mientras las autoridades cubanas deciden si presentan nuevos cargos.

RECOMENDADO: Turista canadiense: “Me trataron como un criminal en Cuba”

Ella dice que no se le ha ofrecido ayuda hasta el momento, y acusa al gobierno canadiense de elegir abandonar a su marido en lugar de molestar a las autoridades cubanas.

“No es normal que el gobierno canadiense siga favoreciendo las relaciones diplomáticas en detrimento de los derechos y las libertades de sus propios ciudadanos”, dijo.

El diputado que representa a Behamiche también emitió un comunicado criticando a la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, por no resolver lo que calificó como una situación “atroz”.

“Pasas unas vacaciones de una semana con tu familia para divertirte durante siete días en Cayo Coco y terminas con cuatro años en prisión”, dijo más tarde en una entrevista telefónica el diputado por Quebec Deb Luc Theriault.

“¿Alguien va a despertarse y sacarlo de allí?”

Los daños han quebrando financiera y emocionalmente a la familia. Terminó perdiendo su trabajo de ingeniería cerca de Montreal, y se ha visto obligada a cuidar sola a sus dos hijas, de seis y ocho años, mientras intentaba pagar los honorarios de abogados y viajar a Cuba para las fechas de la corte de su marido.

“Si hubiéramos querido destruir a nuestra familia, no podríamos haberlo hecho mejor”, dijo.
Además demandaron a la compañía de viajes Sunwing, alegando que a Benhamiche se le instruyó poco sobre cómo operar la nave y se le aseguró que era fácil de usar y de ninguna manera peligrosa.

Redacción Cubanos por el Mundo


Source: Cubanos por el mundo

Deja un comentario