Última Hora

“Mariela Castro no debería usar la estola, símbolo de la autoridad de Cristo”

Las imágenes de Mariela Castro, hija de Raúl Castro, ataviada con una prenda sagrada y abrazando a miembros de la feligresía LGTBI pertenecientes a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) durante la “Conga Cubana Contra la Homofobia y Transfobia” del pasado sábado, despertó la polémica en torno a la politización de ese grupo religioso, generando malestar entre algunos integrantes.

Ignacio Estrada, pastor misionero de la Iglesia Luterana en Miami consultado por el portal digital 14yMedio, fijó posición sobre la participación de la diputada de la élite castrista en la jornada, en la que la ICM le regaló una estola cristiana, la que vistió durante la actividad.

“¿Es una burla o una usurpación? La estola es un símbolo de la autoridad de Cristo. Mariela Castro no debería usarla. Es un error mezclar la política con la religión. Ver que la imagen de Fidel Castro preside una celebración por los derechos de la comunidad LGBTI y a los creyentes de una Iglesia cristiana apoyándolo es un poco fuerte”, explicó.

Relación de interés

Yadiel Hernández, miembro de la Primera Iglesia Bautista de Matanzas, está convencido que las relaciones entre el Cenesex y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana son “un negocio”.

“La ICM necesita al Cenesex y a Mariela Castro porque a expensas de esa institución han crecido en el país y a la vez Mariela Castro y el Cenesex utilizan a la Iglesia para promover su agenda. Sí la iglesia criticara al gobierno perdería el favor oficial”, enfatizó el creyente a 14ymedio.

En la actualidad, la Iglesia Metropolitana no está reconocida por el Consejo de Iglesias de Cuba ni por la oficina del Partido Comunista, ente que regula a todas las organizaciones religiosas en la Isla. A pesar de ello, la organización no ha sido objeto de ningún acto represivo, lo que a juicio de Hernández se debe a la buenas relación con la sexóloga.

Sin buenas intenciones

Victor M. Dueñas, defensor del matrimonio homosexual en Cuba desde el año 2015, no cree en Mariela, ni en sus “buenas intenciones” para con la ICM.

“Llevamos 10 años esperando la reforma constitucional en la que Mariela Castro ha prometido que intentará incluir el matrimonio homosexual. En 2015, cuando otros activistas lanzamos una campaña para promoverla, ella se negó a apoyarnos”, recordó el activista.

Dueñas asegura que lo que se espera de las autoridades va mucho más allá de “secuestrar el discurso de la comunidad LTGBI” y mencionó algunas de las gestiones que demostrarían una verdadera intención de brindar aportes a esta población.

“En Cuba se necesitan leyes para proteger a las personas LGBTI para que no sean discriminadas, se necesita que se reconozca la violencia policial y se tomen medidas para prevenirla y proyectos independientes del Estado que defiendan los derechos LGBT, no que secuestren su discurso” precisó

Redacción Cubanos Por El Mundo


Source: Cubanos por el mundo

Deja un comentario