Noticias

La televisión cubana aborda el problema de la violencia en la Isla

La televisión cubana ha decidido abordar el problema de la violencia en la Isla a través del programa Cuba dice, que incluye las opiniones de la gente de a pie y de especialistas. Una de las expertas entrevistadas, Teresa Viera, del Centro de Estudios de la Juventud, admite que la violencia recibe un rechazo social en la Isla como tendencia nacional, sin embargo se percibe una inclinación a justificarla.

Asimismo asegura que los estándares de violencia física son muy bajos en el país aunque advierte de que han aflorado otros tipos de violencia, en consonancia con el alto nivel de instrucción de la población cubana, y que se dan sobre todo, en temas relacionados con la solución de conflictos. Esto ha hecho que se registre un aumento en el índice de violencias psicológicas y sociales, superior a otros momentos.

Viera también describió la violencia física asociada a personas de bajo nivel de instrucción, “que persiguen la solución de sus conflictos con las relaciones de poder físico”. En estos casos, añade, la familia es muy importante.

Por su parte, Clotilde Proveyer, profesora de Sociología de la Universidad de La Habana, defiende que la violencia es una conducta aprendida por lo que, en su opinión, “se puede desaprender, no sólo cambiando regulaciones institucionales y poniendo mayor control y mayor disciplina, sino también mediante la sensibilización y la educación”, recalcó.

Una madre cubana entrevistada en la calle reconoce que su hijo, universitario, de 23 años, le contesta de forma violenta en casa. Mientras, un conductor de ómnibus admite que diariamente tiene altercados con sus clientes, pero él no lo percibe como violencia verbal, sino como algo propio de la cultura cubana. “A diario los pasajeros ofenden al chofer. Yo no lo veo como violencia. Ésa es la idiosincrasia del cubano, que se molesta por el calor, el transporte, el corre pa’ aquí”, dijo.

Otra encuestada, dependienta de profesión, admite que el mal trato verbal se ve como una cosa normal cuando no debería serlo. En su opinión, falla la educación desde la cuna.

“Acabamos de bajar de un P15, horrible. Entre la música del chofer y otras personas con la bocinitas también con música dentro… horrible. No hay quien aguante el transporte así”, explica una entrevistada, que lamenta que los conductores no llamen la atención a los pasajeros que no respetan la convivencia dentro de una guagua.

Para sorpresa, un chofer aclara que la música ya no está permitida dentro de los ómnibus y que evitan llamar la atención porque la gente enseguida “se pone violenta y hay que parar y llamar al carro patrullero”.

Un joven asegura ante las cámaras que la violencia que más de cerca le toca es la que ve en las fiestas a las que acude la juventud. “Nunca acaban bien. Siempre salen fajados”, apuntó.

En Matanzas el programa de la televisión cubana identifica varios factores que están detrás de la violencia: la marginación social, las drogas, la delincuencia y el alcohol, entre otras.

En esta línea, Ana María Almenteros, de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, explica qué hacer para denunciar la violencia. Lo primero, dirigirse a la Fiscalía o a la Policía, donde deben interponer la denuncia.

Sin embargo, el programa Cuba dice, reconoce que en muchos casos la solución no siempre se adopta teniendo en cuenta a la víctima, que tiene que seguir conviviendo con su agresor bajo el mismo techo.

“El Estado tiene que tomar conciencia de que hay que proteger a las víctimas de violencia, pero también la comunidad, el médico de la familia, las organizaciones sociales y de masas, el policlínico, el jefe de Sector”, dice Almenteros.

Una periodista de Las Tunas, representante del proyecto Mujer y desarrollo en el contenido de los medios locales, señala que la violencia era un tema que estaba fuera de las agendas informativas hasta que decidieron abordarlo.

El reportaje cierra con el anuncio de unas jornadas en las que se abordará la necesidad de reconer que la violencia es hoy en Cuba un problema social, pero también un problema de salud.

Source: CiberCuba Videos

Deja un comentario