Noticias

La historia de Kevin, un niño cubano que nació sano a pesar de que su madre es portadora del VIH

Fue en junio de 2015 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a Cuba como el primer país del mundo en eliminar la transmisión del VIH y la sífilis por la vía materna a los recién nacidos.

Hoy, casos como el del pequeño Kevin dan fe de los avances médicos dentro de la isla caribeña en orden de priorizar la atención a los menores y gestantes con riesgo de adquirir o desarrollar este peligroso virus. 

Según recoge un reportaje de la televisión cubana, el municipio capitalino de Centro Habana destaca como el territorio de mayor prevalencia del VIH-Sida. Aquí se sitúa el policlínico Luis Galván Soca, el que brinda atención a la mayor cantidad de personas afectadas con esta enfermedad en el país.

“Muchas personas estuvieron detrás de mí con el tratamiento, dándome seguimiento para que mi niño estuviera sano”, dijo la madre de Kevin, un niño que se encuentra en perfecto estado de salud, pese a que su progenitora fue diagnosticada con el virus tiempo atrás.

Desde su nacimiento, Kevin fue evaluado de forma mensual con resultados negativos. El examen más reciente, efectuado al año y medio, dio el mismo resultado, disipando definitivamente las dudas sobre si el pequeño era portador. 

Además de los medicamentos pertinentes y retrovirales administrados durante el embarazo, el pediatra de Kevin asegura que realizar el parto vía cesárea es un procedimiento clave para evitar la transmisión.

Desde el inicio de la epidemia en Cuba, en 1986, han nacido cerca de 1100 niños de madres con VIH. De estos, solamente se han diagnosticado con el virus un total de 51 infantes.
 

Source: CiberCuba Videos

Deja un comentario