​Paul Pogba debutó ayer en esta nueva temporada de Premier League. El francés, reciente campeón del mundo, partió en el once titular formado por José Mourinho para abrir la Premier League. El Manchester United debutaba contra el Leicester City y lo hacía con Pogba titular y, además, con el brazalete de capitán. 

El centrocampista, que está siendo uno de los protagonistas del verano por su acercamiento al Barcelona y por su supuesta mala relación con Mourinho, mandó un mensaje algo extraño al terminar el partido al que muchos ya buscan un doble significado.

Manchester United v Leicester City - Premier League

Pogba no se escondió. Los rumores no hicieron que el futbolista saliera despistado al terreno de juego. Desde el primer minuto pidió el balón e hizo valer su ley en el centro del campo. Una vez más, volvió a dar una lección de poderío físico, lectura de juego y visión en el espacio. Además, fue el encargado de lanzar el penalti que adelantó a los red devils en el marcador. Una vez finalizado el partido, subió una foto a sus redes sociales celebrando el gol acompañado de un mensaje: “yo siempre doy lo mejor de mí para mis fans y mis compañeros, no importa lo que esté pasando”.

La publicación, que cuenta con más de un millón y medio de likes en Instagram y más de 12.000 retuits y 69.000 likes en Twitter, está siendo interpretada por muchos como un mensaje hacia una posible salida. Tanto en los medios como en las respuestas y comentarios, muchos se aventuran a afirmar que lo que está pasando son sus ganas de salir del club y sus problemas con Mourinho. El futbolista todavía podría salir y podría ser un guiño hacia su futuro equipo, tal vez el ​FC Barcelona. ¿La realidad del mensaje? Esa respuesta solo la tiene el propio Paul Pogba.