Última Hora

Guantanamero llama 29 veces a ETECSA para restituir servicio nauta-hogar

El mal servicio de la estatal ETECSA va más allá de ofrecer una conexión lenta e intermitente, o del robo de saldo a los usuarios en las conexiones wifi. La atención de los reclamos también es un verdadero viacrucis para los usuarios, que deben ser pacientes y muy perseverantes para lograr las soluciones a los inconvenientes presentados en el servicio.

Así lo asegura Roberto Jesús Quiñones Haces en CubaNet, quien tras un error de su esposa al cambiar la velocidad del plan nauta-hogar, debió esperar durante cuatro días para la restitución de su conexión, pese a realizar una visita a las oficinas de ETECSA y 29 llamadas durante cuatro días a varias extensiones de la empresa.

“Han sido cuatro días de desgaste físico, emocional y gastos. Quisimos mejorar la velocidad del nauta hogar y recibimos un castigo. Los directivos de ETECSA deberían recordarles a sus operadoras que en la comunicación el lenguaje tonal tiene gran importancia para lograr credibilidad. Jamás percibí que para las operadoras fuera un placer atenderme” recomendó el cliente.

Desde el pasado viernes el guantanamero fue peloteado entre operadores del Servicio de Asistencia de ETECSA, quienes le sugerían comunicarse con diferentes números de contacto tales como el 0800 43434, el 118 y el 114.

Por último, y cansado de no obtener soluciones decidió llamar a las oficinas locales de ETECSA en Guantánamo (21357400, 21383533 y al 21355715), donde vio la luz al final del tunel.

“¿De qué vale proclamar como objetivo el desarrollo de las tecnologías de la información si quien debe cumplirlo es ineficaz y maltrata a los clientes?”, cuestiona Quiñones.

La solución

Desesperado por el largo historial de llamadas sin resultados y las muchas contradicciones entre los operadores del monopolio comunicacional ETECSA, a Quiñones se le ocurrió llamar a la oficina comercial en Guantánamo.

“Llamé y un minuto después se cayó la llamada sin ser atendido. Más tarde repetí la llamada y al comunicarme me indicaron que llamara al 21355715 y hablara con la Jefa de Brigada. Llamé. La Jefa de Brigada me dijo que fuera a las oficinas de la calle Luz Caballero con el router. A la hora llegué al lugar y la Jefa de Brigada se llevó el router”.

Pasados unos 45 minutos la funcionaria le mostró el router funcionando, indicándole que esos equipos “se marean” y que si volvía a presentar problemas lo llevara al taller para cambiarlo.

“Al llegar a casa lo conecté y funcionó”, la odisea de al menos este cliente de ETECSA, tuvo solución, atribuida completamente a la perseverancia que no todos tienen y que sin ella terminará “desconectado” más de uno en la Isla.

Redacción Cubanos Por El Mundo


Source: Cubanos por el mundo

Deja un comentario