Mundo

Gina Haspel, nombrada directora de la CIA pese a los interrogatorios con tortura tras el 11-S

Gina Haspel ha sido nombrada este jueves como directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) pese al papel que jugó en los interrogatorios con tortura a terroristas tras el 11-S, informan medios locales.

La votación del Senado salió adelante este jueves por 54 votos a favor y 45 en contra, después de que varios demócratas se decantaran a favor del nombramiento de la nueva directora de la CIA.

Diferentes funcionarios de la CIA lanzaron una campaña sin precedentes para impulsar la candidatura de Haspel. Entre ellos destacan dos exdirectores de la CIA, John Brennan y Leon Panetta, que tuvieron conversaciones con algunos legisladores, o James Clapper, director de inteligencia nacional del expresidente Barack Obama.

Entre los detractores de la nueva directora de la CIA destaca el senador republicano John McCain, que repudia la participación de Haspel en el programa de torturas. “El papel de Haspel en la supervisión del uso de la tortura por parte de estadounidenses es inquietante. Su negativa a reconocer la inmoralidad de la tortura es decalificante”, expresó el propio McCain a través de un comunicado.

¿Quién es Gina Haspel?

Considerada por algunos medios como una espía de espías, Haspel, hija de un piloto estadounidense, realizó labores encubiertas en la CIA durante 32 años hasta que se convirtió en subdirectora de la entidad. Durante ese período desempeñó 20 cargos diferentes, mantenidos en secreto por la agencia. Varios de ellos fueron en África, Europa y Asia.

Además de hablar turco con fluidez, la subdirectora, de 61 años, domina el ruso, una novedad en el puesto de dirección de la CIA. Según reveló recientemente la CIA, Haspel aparentemente pasó gran parte de los primeros 15 años de su carrera en operaciones encubiertas relacionadas con Rusia.

 Gina Haspel durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU.

Torturas supervisadas

Según había comunicado la ONG estadounidense National Security Archive, “Haspel supervisó personalmente la tortura de un detenido de la CIA en el 2002 que condujo al menos a tres sesiones del ‘submarino’ [una forma de tortura por inmersión en agua]”. Las conclusiones del reporte de la ONG fueron basadas en varios documentos de la agencia recientemente desclasificados.

‘Gina Doe’, como solía figurar Haspel en esos archivos, ordenó en 2005 la destrucción de un centenar de cintas de video de torturas practicadas por la agencia, y dirigió en Tailandia una de las cárceles secretas creadas tras los atentados del 11-S. Los documentos revelan que un presunto miembro de Al Qaeda fue sometido 83 veces al ‘submarino’, en dos de las cuales estuvo presente Haspel.

¿”Demasiado dura con los terroristas”?

El camino de Haspel hacia el cargo de directora de la CIA se vio manchado por un escándalo de tortura en torno suyo. El presidente de EE.UU., Donald Trump, se había pronunciado en apoyo de su candidata luego de que el Partido Demócrata decidiera inicialmente no apoyar su candidatura. “Mi muy respetada nominada para la dirección de la CIA, Gina Haspel, ha sido criticada porque fue demasiado dura con los terroristas”, lamentó el mandatario.


Source: RT en Español

Deja un comentario