La llegada de Fortnite para Android ha sido y está siendo una de las grandes sensaciones del juego móvil del año. Sin embargo, su exclusividad con dispositivos Samsung Galaxy (del Galaxy S7 en adelante) dejó muy fríos a muchos usuarios de gama alta, pues la gama media, de momento, no podrá correr el juego. La buena noticia es que parece que la exclusividad era muy corta, y Fortnite para Android ya puede instalarse y funcionar al completo fuera de los smartphones surcoreanos.

La mala noticia es que, de momento, no será posible jugar si no cuentas con una invitación, que hacer llegar es algo que compete únicamente a Eric Games. Tras instalar el APK de Fortnite para Android, que por su tamaño, 4 MB, es sólo un instalador, se iniciará una descarga de 90 MB (este APK) que ya es el juego en sí. Es lo que descarga, en dispositivos compatibles, un GB que da a entender que poder disfrutar del juego ya es posible, pero no es así.

Fortnite no podrá jugarse en dispositivos no compatibles

Tras acabar el proceso, que dependerá de la conexión, Fortnite para Android muestra un mensaje que emplaza a la inevitable lista de espera, de la que sólo se saldrá con la ansiada invitación. Así, instalar el APK fuera de dispositivos sin esa suerte sólo vale para tener un trabajo hecho de antemano, con el que evitar colapsos antes de que el despliegue masivo de invitaciones comience.

En cualquier caso, dado que el Google Play no aloja Fortnite ante la política de Epic Games de no dar beneficios a Google y quedarse con toda la tarta, hay que extremar la precaución y tener mucho cuidado con qué APK de Fortnite para Android se instala, pues si no es el oficial enlazado, por una parte Epic Games puede banear tu cuenta, pero por otra, y lo que es más grave, puedes infectar tu smartphone con malware. La solución no es un antivirus, sólo sentido común. No instales nada que provenga de fuera de la web de Epic Games o de APKMirror, que es un repositorio totalmente seguro.

Más en Hipertextual