Optimizar la conexión, hacerla más segura contra ataques externos y controlar el contenido accesible. Estas tres razones son los principales motivos por los que deberías cambiar el servidor DNS de tu red local o de tu dispositivo conectado.

Si estás satisfecho con tu red y no has padecido caídas ni problemas, para qué cambiar algo que funciona. Pero si es importante que tu red sea segura y fiable por motivos profesionales, tal vez quieras cambiar de servidor.

Hace poco hemos visto una selección de servidores DNS públicos y gratuitos. Cambiar la asignación de servidores DNS es relativamente sencillo, pero por motivos de seguridad las opciones para hacer el cambio no están a simple vista del usuario.

A continuación, veamos cómo cambiar el servidor DNS en tu PC con Windows, en tu Mac con MacOS o directamente en tu router para así afectar a todos los dispositivos que se conecten.

Cambiar el servidor DNS en Windows

Independientemente de la versión de Windows que tengas, el Panel de control sigue siendo el lugar preferente para realizar cambios avanzados en tu PC.

Desde el Panel de control, vamos a Redes e Internet, Centro de redes y recursos compartidos y luego Cambiar configuración del adaptador.

Seleccionamos nuestra vía de conexión principal, que suele ser una red Wi-Fi, hacemos clic derecho y pulsamos en Propiedades.

De la lista de opciones disponibles, elegimos Protocolo de Internet (preferiblemente la versión 4 y, por si acaso, también la versión 6). En las Propiedades, asignamos los servidores DNS que hayamos encontrado de nuestro agrado.

Tras pulsar en Aceptar, sólo hay que cerrar y volver a abrir el navegador web para disfrutar de los nuevos servidores DNS.

Cambiar el servidor DNS en MacOS

Si Windows tiene el Panel de control, MacOS tiene Preferencias del Sistema.

Desde Preferencias del Sistema, puedes buscar directamente Servidores DNS o ir a Red, seleccionar tu conexión principal, pulsar en Avanzado y luego DNS.

Donde dice Servidores de DNS podremos añadir nuevas direcciones pulsando en el símbolo +. Luego pulsamos en Aceptar y Aplicar y listo.

Cambiar el servidor DNS en tu router

Si en vez de configurar manualmente cada dispositivo que empleas para acceder a internet, puedes ahorrar tiempo y esfuerzo configurando el router que te da conexión.

Las opciones concretas pueden variar entre modelos, pero hay detalles comunes. El principal, que tienes que acceder a una IP para ver el panel de administración e indicar tus credenciales de administrador. La IP por defecto suele ser 192.168.1.1.

Una vez ahí, tendremos que buscar la sección dedicada a DNS o Servidores DNS. Tal y como ocurre en Windows o macOS, por defecto aparece marcada la opción Obtener automáticamente a partir del ISP.

Así que tendremos que marcar Utilizar estos servidores DNS y pegar las IP del DNS principal y del DNS secundario. Pulsamos en Aplicar, reiniciamos el router y listo.

Comprobar si el cambio ha ido bien

Normalmente, con seguir los pasos que hemos indicado más arriba, todo debería ir bien. Luego basta con cerrar y volver a abrir el navegador o reiniciar el router o el dispositivo en cuestión.

Pero para asegurarnos que los cambios se han producido correctamente, podemos preguntarle a páginas como IPLeak, que entre otros datos nos indicará nuestra IP pero también nuestras direcciones DNS asignadas.

Las direcciones DNS no coincidirán al 100% con las que hemos configurado pero sí serán muy similares. Si vemos que han cambiado, será que hemos realizado bien el cambio.

Más en Hipertextual